martes, 15 de mayo de 2012

Confirman el papel del sol en el cáncer de piel

Confirman el papel del sol en el cáncer de piel
El estudio genético del melanoma ha confirmado que la exposición a rayos ultravioletas causa las mutaciones que desencadenan esta enfermedad. Según los autores estos resultados ayudarán al desarrollo de nuevas terapias.

Un equipo internacional de investigadores con participación de científicos españoles ha secuenciado los genes del melanoma. “Este tipo de cáncer, muy agresivo y letal, está íntimamente relacionado con la exposición al sol en edades tempranas”, alertan los autores del estudio.

Los resultados de esta investigación, publicados en la revista Nature, podrían ayudar al desarrollo de nuevas estrategias terapéuticas.

El equipo liderado por Levi Garraway, médico del Instituto Broad de Harvard y del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), secuenció el genoma completo de 25 muestras de melanomas metastáticos.

Este trabajo revelan que “la cantidad de mutaciones de los melanomas depende directamente de cuánto se habían expuesto al sol los individuos”, afirman los investigadores. Los pacientes que se habían expuesto de una manera crónica a los rayos ultravioletas tenían muchas más mutaciones que los que no.

Además, en este estudio se han identificado alteraciones en nuevos genes que no se conocían en este tipo de cáncer, como PREX2, que está mutado en un 14% de los casos. “Todavía desconocemos exactamente qué papel desempeña, pero sabemos que está relacionado con la progresión acelerada del tumor”, señalan los autores.

Los expertos concluyen que “entender la genética del melanoma en toda su profundidad es clave para el desarrollo de nuevos tratamientos que tanto necesitamos”.

SINC

domingo, 13 de mayo de 2012

Uno de cada seis cánceres está causado por una infección

Uno de cada seis cánceres está causado por una infección
Cada año dos millones de personas en el mundo desarrollan tumores por un agente contagioso. Según un estudio internacional, 1,5 millones de muertes por enfermedades oncológicas se podían haber prevenido o tratado. La mayoría de afectados vive en regiones emergentes.

Los agentes infecciosos, como los virus, las bacterias y los parásitos, son la causa de dos millones de casos de cáncer en todo el mundo, de los cuales un 80% tienen lugar en países en vías de desarrollo, según un estudio internacional publicado en The Lancet Oncology.

Uno de los resultados principales es que un 16% de los casos de cáncer en todo el mundo durante 2008 se debieron a una infección que se podría haber prevenido o tratado. Esta causa tiene una incidencia tres veces mayor en los países en vías de desarrollo (22,9%) que en los países desarrollados (7,4%). Además, un millón y medio de muertes por cáncer durante el mismo año tenían su origen en contagios.

“La prevención tiene sentido a todos los niveles, tanto de salud pública como de economía”, dice a SINC Catherine de Martel, investigadora de Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y autora principal del estudio.

Un cáncer puede originarse por un agente carcinógeno (como la radiación o el humo del tabaco) o por un agente infeccioso. De Martel afirma que “muchos cánceres relacionados con infecciones se pueden prevenir, particularmente los asociados con la bacteria Helicobacter pylori y los virus del papiloma, de la hepatitis B y de la C”.

Además, los expertos añaden que estas cuatro infecciones están relacionadas con un 1,9 millones de casos de cáncer, la mayoría de hígado, estómago y cuello uterino. En mujeres, la mitad de las infecciones que provocaron un cáncer fueron de cuello de útero, mientras que en hombres más del 80% acabaron en cáncer de hígado y de estómago.

La investigación ha utilizado datos de incidencia, mortalidad y prevalencia de 27 tipos de cáncer del proyecto GLOBOCAN de la OMS en 184 países y ha utilizado uno de los baremos del mismo organismo internacional para calcular la reducción proporcional de la enfermedad y su mortalidad si la exposición a los factores de riesgo se redujera.

Existen diferencias en las conclusiones por regiones. Por ejemplo, la incidencia de cáncer por infección en Australia y Nueva Zelanda es de un 3,3% mientras que en África subsahariana es de un 32,7%.

Según los científicos de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer de la OMS, si en estos países hubiese medidas de salud pública y de prevención, como un programa de vacunaciones, la incidencia del cáncer sería mucho menor.

“Con las transiciones demográfica y epidemiológica que acompaña el desarrollo económico, la creciente incidencia del cáncer en los países en desarrollo, inevitablemente, estará seguida por una demanda creciente en costosos métodos de diagnóstico y tratamiento”.

El trabajo concluye con una advertencia a las reuniones de alto nivel de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre enfermedades no transmisibles. Los investigadores enfatizan que las medidas para atacar estas enfermedades todavía no son suficientes.

Catherine de Martel dice a SINC que aunque el cáncer sea considerado una de las principales enfermedades no transmisibles, muchas veces su causa es contagiosa: “Nuestro trabajo muestra que 1 de cada 6 tipos de cáncer en todo el mundo tienen origen infeccioso y que el 23% ocurren en los países emergentes”.

SINC

sábado, 12 de mayo de 2012

El virus del papiloma humano causa uno de cada cuatro cánceres de garganta

El virus del papiloma humano causa uno de cada cuatro cánceres de garganta
Uno de cada cuatro cánceres de garganta en España está causado por el virus del papiloma humano (VPH) y su pronóstico es mejor que el provocado por el alcohol y el tabaco, porque responde mejor a la quimioterapia y a la radioterapia. Esta es la conclusión de un estudio conjunto de los hospitales madrileños La Princesa, Puerta de Hierro, Ramón y Cajal y Doce de Octubre que se ha presentado en el Congreso Europeo de Radioterapia y Oncología, que ha comenzado hoy en Barcelona con la presencia de más de 5.000 asistentes de todo el mundo.

Tras analizar muestras de 102 pacientes de cáncer de orofaringe tratados en los cuatro hospitales madrileños entre 2000 y 2009, los investigadores han concluido que el 26,7% de los casos eran causados por el VPH y el resto, el 73,3%, eran atribuidos al consumo excesivo de tabaco o alcohol.

El VPH se relaciona principalmente con los cánceres de cuello uterino y de ano, pero las investigaciones de los últimos cuatro años apuntan que, transmitido por vía sexual oral, tiene también incidencia con los tumores de orofaringe.

El estudio presentado cifra por primera vez en España la incidencia del VPH en el cáncer de garganta, que es similar a la de otros países europeos, pero inferior a la de EE UU, con un 50%.

Según Laura Cerezo, del Hospital Universitario La Princesa de Madrid, la diferencia con EE UU se explica porque en este país se iniciaron antes las campañas antitabaco, reduciendo así el riesgo de sufrir cáncer. Aun así últimamente han aumentado los tumores de faringe causados por VPH por cambios en conductas sexuales, como el sexo oral o las parejas múltiples.

En España, el cambio es más reciente, según la experta, ya que "casi todos los pacientes han sido fumadores y la incidencia del VHP es menor", ha añadido la experta en una conferencia de prensa. A diferencia del cáncer de cuello uterino, que solo afecta a mujeres, el VPH provoca tumores orofaríngeos en ambos sexos, con una mayor incidencia en los varones.

Según Cerezo, se desconoce por el momento si la vacuna que se administra para prevenir el carcinoma de cuello uterino en niñas de 9 a 14 años es eficaz para los casos de VPH en garganta. El estudio demuestra que, a los seis años de tratamiento los pacientes infectados con el virus tienen un mayor índice de curación, ya que en el 54,6% de los casos ha desaparecido el tumor, mientras que en el grupo de fumadores y bebedores el porcentaje de curados es solo del 46,6%.

La tasa de supervivencia de los infectados por el VPH a los tres años de tratamiento es mayor (67,4%) que el resto de pacientes (49,7%). Según la investigadora, este fenómeno se explica porque los pacientes con el virus son más jóvenes (40-55 años) y menos fumadores.

EFE

martes, 8 de mayo de 2012

Cómo detectar un melanoma en tres minutos

Cómo detectar un melanoma en tres minutos. Imagen por Chistriana Care
Tres minutos. Ese es el tiempo que tarda un dermatólogo en diagnosticar un melanoma con un 90% de fiabilidad. Así lo han anunciado hoy los expertos en la presentación de la Campaña del Euromelanoma, coordinada por la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

Cerca del periodo estival, las miradas se centran en los días de sol y playa. Por ello, la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) ha presentado hoy en rueda de prensa la XII Campaña del Euromelanoma, que se celebrará el próximo 19 de junio y que este año lleva el lema ¿Le preocupan las manchas?

Se trata de una campaña europea para informar, concienciar, prevenir y diagnosticar posibles casos de cáncer de piel, enfermedad que crece a un ritmo anual del 8%. En ella, dermatólogos y laboratorios farmacéuticos intervendrán para beneficiar el diagnóstico de lunares y lesiones sospechosas.

“Todos tenemos de 30 a 40 lunares, de los cuales de entre uno a cuatro son displásicos (con alteraciones) y pueden degenerar hasta en el 40% de los casos”, ha explicado Julián Conejo-Mir, presidente de honor de la AEDV.

En España, los casos de melanoma han aumentado un 102% desde el año 2000, cuando se detectaron 64 melanomas, hasta 2010, con 135 melanomas diagnosticados. Los datos en el país rondan los 135 melanomas por millón de habitantes y año y los 1.900 carcinomas por millón de habitantes y año.

Sin embargo, las cifras de EE UU son más contundentes: una persona muere cada 62 minutos por melanoma; 3,5 millones de personas afectadas al año y 800.000 casos de melanomas y 13 millones de carcinomas al año.

De hecho, un estudio publicado en 2011 en la revista Cancer Facts & Figures revela que cada año hay más casos nuevos de cáncer de piel que la incidencia sumada de cáncer de mama, próstata, pulmón y colon.

Pero los expertos españoles son optimistas con el melanoma, el cáncer de piel más agresivo: “La tasa de supervivencia apenas alcanza el 1% cuando se detecta en fases avanzadas, pero si se detecta en las fases iniciales, la supervivencia puede llegar al 100%”, ha resaltado Conejo-Mir.

Cáncer de piel en Europa

El cáncer de piel es el más común entre las personas de piel blanca que han pasado mucho tiempo expuestas a los rayos. Puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero es más común en las áreas con mayor exposición al sol como la cara, el cuello, las manos y los brazos

Existen tres tipos de cáncer de piel: carcinoma de células basales –el más común de cáncer de piel no melanoma que suele darse en las zonas expuestas al sol–; carcinoma espinocelular o de células escamosas –se dan a menudo en la parte superior de la nariz, frente, labio inferior y manos o en áreas que se han quemado– y melanomas – el más agresivo, fácil de identificar por su aspecto negruzco–.

El 90% de los casos de melanoma está asociado a la exposición a los rayos UV. Los países mediterráneos, con una población mayoritariamente de piel oscura, tienen la menor incidencia.

En Europa existe una mayor incidencia de melanoma femenino diagnosticado al principio, pero más casos de mortalidad en hombres. En los hombres, la mayor incidencia se da en Noruega y Suiza; en las mujeres, en Dinamarca y Noruega.

SINC

lunes, 7 de mayo de 2012

El 14% de las mujeres en España están infectadas por el virus del papiloma humano

El 14% de las mujeres en España están infectadas por el virus del papiloma humano
El primer estudio a gran escala sobre el virus del papiloma humano (VPH) en España estima que hay dos millones de mujeres infectadas. La prevalencia es del 14% entre los 18 y 65 años, y cerca del 29% en la franja de 18 a 25 años. El adelanto en el inicio de las relaciones sexuales y un mayor número de parejas explicarían este aumento del virus responsable del cáncer de cuello de útero.

El primer estudio epidemiológico a gran escala realizado en España muestra que el virus del papiloma humano (VPH) es mucho más frecuente de lo que se pensaba, especialmente en mujeres jóvenes. El trabajo está encabezado por Xavier Castellsagué, de la Unidad de Infecciones y Cáncer del Instituto Catalán de Oncología, y se ha publicado en la revista Journal of Medical Virology.

El cáncer de cuello de útero es menos frecuente en España que en otros países del entorno. Una posible causa sería la menor circulación del virus del papiloma humano (VPH), la infección de transmisión sexual necesaria para desarrollar el tumor. El inicio tardío de las relaciones sexuales, la elevada proporción de relaciones monógamas y pocos cambios de pareja explicarían esta tradicional baja presencia del VPH y, como consecuencia, la menor incidencia del cáncer.

Estudios parciales previos estimaban la prevalencia del VPH en las mujeres españolas en entre el 3% y el 17%. Ahora se han publicado los resultados de Cleopatre, un estudio en el que han colaborado 77 ginecólogos de todas las comunidades autónomas y una muestra de más de 3.200 mujeres de entre 18 y 65 años. A las participantes se les realizó, entre otros, una citología y un análisis de ADN viral, para determinar si estaban infectadas por el VPH y qué genotipo de virus presentaban.

Cambio de hábitos sexuales

Los resultados indican que, del total de mujeres de entre 18 y 65 años, el 14,3% estaban infectadas por el VPH. En la franja de edad de 18 a 25 años este porcentaje llega al 28,8%, justo el doble. A partir de los 26 años, la prevalencia va bajando con la edad. El estudio estima que en España hay actualmente dos millones de mujeres infectadas por el VPH.

El 84% de todos los genotipos de virus detectados eran de alto riesgo, es decir, potencialmente cancerígenos. El genotipo más frecuente es el VPH 16, el principal causante de los tumores de cuello de útero.

Según los expertos, la elevada presencia del VPH en mujeres jóvenes puede ser consecuencia del cambio de hábitos sexuales, que se está documentando en varios estudios. Este cambio de hábitos pasa por un inicio más precoz de las relaciones sexuales y un mayor número de parejas sexuales.

El estudio Cleopatre confirma los datos de trabajos previos, como el Afrodita, impulsado también por el ICO, en el que ya se constataba este cambio de hábitos. Por ejemplo, la media de edad de la primera relación sexual ha pasado de 22,7 en mujeres de 56 a 65 años a 16,9 en mujeres de 18 a 25 años. El porcentaje de mujeres que dicen haber tenido de dos a cuatro parejas sexuales a lo largo de la vida pasa del 16,1% en mujeres de 56 a 65 años al 44,9% en las de 18 a 25 años.

Cáncer de cuello de útero

La elevada prevalencia del VPH en mujeres jóvenes también se ha hallado en estudios similares realizados en Italia, Portugal, Alemania y Dinamarca. La infección por VPH es la infección de transmisión sexual más común en todo el mundo: a lo largo de la vida, más del 80% de les mujeres sexualmente activas habrán estado expuestas al VPH.

La familia del VPH cuenta con más de 150 genotipos (tipos virales), unos 15 de los cuales son de alto riesgo de promover cáncer. La infección por uno de estos tipos de alto riesgo tiene una duración media de 8-12 meses y, en los casos más severos, puede llegar a los dos años.

El virus del papiloma humano es una causa necesaria para desarrollar un cáncer de cuello uterino. Además, también está presente en aproximadamente el 80% de cánceres de ano y vagina, el 40% de los tumores de vulva y pene y el 23% de los de orofaringe. A nivel mundial, el VPH es responsable del 5,2% de todos los cánceres, porcentaje que se reduce notablemente en el caso de los países desarrollados, donde su contribución baja al 2,2%. La infección por el VPH es responsable también del 90% de les verrugas genitales.

El cáncer de cuello de útero es el segundo más frecuente en el mundo en las mujeres de entre 15 y 44 años. Cada año se diagnostican 530.000 casos de cáncer de cuello de útero en todo el mundo. En España, se producen alrededor de 2.000 casos de cáncer con unas 700 muertes. Este tumor es el quinto más presente en Europa (después del cáncer de mama, colorectal, pulmón y de endometrio) y el segundo más frecuente en mujeres de 15 a 44 años.

La supervivencia media al cáncer de cuello uterino (carcinoma invasor) es de diez años en los países desarrollados y de cinco años en los más pobres.

Institut Català d'Oncologia | SINC

martes, 1 de mayo de 2012

Sólo el 2% de los pacientes con dolor crónico acuden a las unidades del dolor

Sólo el 2% de los pacientes con dolor crónico acuden a las unidades del dolor
El 95% de los pacientes con dolor crónico padece este problema más de un año, según el estudio internacional 'PainSTORY', impulsado por la Federación Europea IASP y Mundipharma. Según los expertos, su abordaje es aún "insuficiente" en España.

Así, el secretario de la Sociedad Española del Dolor (SED), el doctor José Ramón González Escalada, ha precisado que estas personas, a pesar del tratamiento, declara seguir sufriendo un dolor moderado e intenso un año después.

Además, ha lamentado que, a tenor de los resultados de esta muestra, en la que han participado 300 pacientes europeos (25 españoles), la mitad de los pacientes expresara que, en ocasiones, sus dolores son tan intensos que desean morirse.

Según la investigación, seis de cada 10 afectados afirma que el dolor controla su vida y que, por ello, encuentran dificultades para caminar, levantarse, vestirse o dormir. Asimismo, en dos tercios de los entrevistados este problema se traduce en ansiedad y depresión.

En relación a las consecuencias que tienen estos dolores en el aspecto laboral, el 65% manifiesta su miedo a perder su puesto y una tercera parte se ha visto obligada a modificar su método de trabajo. "El dolor está presente y matiza lo que tienen que hacer", ha añadido González Escalada.

Por otro lado, este experto ha denunciado que solamente el 2% de los pacientes con dolor crónico acuden a las unidades del dolor. De la misma opinión es la coordinadora del grupo Opioides de la Sociedad Española del Dolor (SED), la doctora Maria Dolores Rodrigo, quien ha recordado que un tratamiento "incorrecto" cuesta "mucho más" al sistema sanitario.

Esta experta ha destacado también que el tratamiento farmacológico es una parte "fundamental" en el abordaje del dolor. En este sentido, ha defendido la administración de opioides, "que no todos actuan igual", en relación a uno de ellos: la morfina.

De esta manera, ha lamentado las reticencias que tienen algunos profesionales y pacientes en torno a los posibles efectos adversos que puedan aparecer tras su administración.

Esta experta ha denunciado también que España está "a la cola" de Europa en cuanto a consumo de opioides potentes --un 5% frente a una media de entre 12 y 14% --. La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que el consumo medio de este tipo de fármacos es un "buen indicador" del tratamiento para esta problemática, ha añadido.

No obstante, Rodrigo ha advertido de que su consumo tiene que estar estudiado y monitorizado para conseguirse "grandes beneficios". Algunos efectos secundarios que pueden aparecer son depresión respiratoria o dependencia.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Dolor Neuropático, Dositeo Méndez, ha reconocido que "las palabras se quedan cortas" a la hora de definir el dolor. Sin embargo, ha lanzado el mensaje de esperanza de que el dolor "no es inevitable" sino que se puede controlar.

Asimismo, ha insistido en que, a pesar de que "la economía nos exige ahorrar, un paciente bien tratado es más productivo, por lo que es necesario potenciar las unidades de dolor, aportando más personal y material".

En este sentido, Gonzalez Escalada ha denunciado la "falta de profesionales" especializados en esta cuestión, por lo que, ha lamentado que si llegan más pacientes a las unidades del dolor, el sistema se "desborda".

Más de cuatro millones de personas padecen dolor crónico en España, un problema que tiene un "elevado impacto" en su vida, en sus familias y en la sociedad, ha señalado el presidente de la SED, el doctor Alberto Camba. "Pero más allá y como se ha puesto al descubierto este estudio, nos preocupa que todavía se siga aceptando el dolor como algo inevitable e intratable, del que no se puede salir", ha insistido.

"Esta epidemia silenciosa no ha recibido en toda Europa la atención que debería, ni por parte de los propios profesionales ni de las autoridades responsables, de forma que es urgente responder de forma coordinada a las necesidades y demandas de este colectivo", ha argumentado.

EUROPA PRESS