sábado, 7 de abril de 2012

Más de la mitad de los mayores que viven en España gozan de buena salud

Más de la mitad de los mayores que viven en España gozan de buena salud
El Día Mundial de la Salud se celebra hoy bajo el lema "La buena salud añade vida a los años", una jornada dedicada al envejecimiento y a la calidad de vida de la que pueden presumir más de la mitad de los ocho millones de españoles que han superado ya la barrera de los 65 años.

Pero en 2060, los mayores de 65 años habrán doblado su número y España será el país europeo con más personas mayores de 80 años, según las previsiones de la Oficina Europea de Estadística (Eurostat).

En estos momentos, y a partir de esa edad, de los 65 años, la esperanza de vida es de 83,3 para los hombres y de 87,3 para las mujeres, según un estudio promovido por la Fundación BBVA sobre el envejecimiento y la calidad de vida de los mayores.

El estudio, realizado a partir de encuestas a casi 500 personas residentes en la Comunidad de Madrid, asegura que casi la mitad de los mayores de 65 años, el 45%, dice que goza de buena salud, que apenas un 6% presenta problemas de dependencia y que la gran mayoría se vale por sí mismo para las tareas cotidianas.

De esta forma, atendiendo a estos datos, el deterioro y la limitación asociados a la ancianidad es hoy "un estereotipo", según Fermina Rojo-Pérez y Gloria Fernández Mayoralas, las investigadoras del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del Consejo Superior de Investigaciones Científicas que han realizado el estudio.

La población mayor es abrumadoramente no fumadora, según este informe, que apunta también a que la mayoría de los ancianos no consumen alcohol o lo hace moderadamente y lleva una dieta variada.

Sin embargo, el 62% de los encuestados asegura que nunca lleva a cabo ejercicio físico y sólo el 10% dice que realiza algún curso.

La principal actividad de ocio que tienen, el 94%, es ver la tele o escuchar la radio, seguida de la lectura, el 50%.

Cuestiones que ha querido subrayar, con motivo de este Día Mundial, la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), que ha abogado por huir del sedentarismo y practicar habitualmente algún ejercicio.

Es una de las siete medidas que, según los especialistas, se tienen que poner en marcha para cuidar la salud y prevenir la enfermedad para contribuir así a un envejecimiento saludable.

Pero los médicos también aconsejan mantener una dieta equilibrada y saludable, con pocas grasas, eludir el consumo de tóxicos, como el tabaco o el alcohol, responsabilizarse de la propia salud yendo a las revisiones que indica el médico o cumpliendo los tratamientos.

Tampoco hay que olvidar el cuidado de la salud mental, evitar el estrés negativo y vigilar la calidad de tu sueño, además de poner atención en las situaciones de riesgo en el hogar o en la carretera y no tomar de forma prolongada el sol.

Son medidas sencillas que pueden parecer obvias, pero que son indispensables seguir para tener una vejez saludable, en la que también, tal y como apunta la doctora Laura López-Táppero Irazabal, médico de familia del hospital San Camilo de Madrid, juega un papel importante la hidratación.

Los médicos recomiendan beber de 1,5 a 2 litros de líquido al día, agua y zumos naturales, porque hay que evitar los refrescos azucarados, carbonatados e industriales, en general.

Y de nuevo, López-Tappero insiste en la importancia del ejercicio, el dedicar 45 minutos tres o cuatro días a la semana, practicar, bien un deporte concreto o caminar rápido o bailar.

Si el deporte, además, es al aire libre y con luz diurna, se añaden los beneficios de la vitamina D que proporciona el sol, necesaria para el organismo, y ayuda a mejorar relaciones sociales.

Pero, eso sí, para vivir más años y mejor es fundamental "prevenir y no remediar, con una educación 'saludable' desde la infancia", según la especialista.

EFE