viernes, 6 de enero de 2012

El mecanismo de supervivencia del virus de la hepatitis C

El mecanismo de supervivencia del virus de la hepatitis C
Un grupo de científicos ha aclarado el mecanismo de supervivencia del virus de la hepatitis C. El parásito se aprovecha de la función de una pequeña molécula de ácido ribonucleico (ARN) del hígado humano y así consigue replicarse con éxito y prosperar. Este hecho explicaría la razón del éxito de un nuevo tratamiento antiviral contra el virus.

Científicos de la Universidad de Carolina del Norte, en colaboración con investigadores de la Universidad de Colorado (ambas en EE UU), han logrado comprender por primera vez el mecanismo gracias al cual el virus de esta enfermedad sobrevive dentro del hígado. El hallazgo se publica en el último número de la versión online de PNAS.

Este virus consigue apropiarse de una molécula de microARN, encargada de regular la expresión genética de las células del hígado. Gracias a ella logra replicar su genoma de forma eficiente lo que permite que su ciclo de vida se prolongue con éxito.

Stanley M. Lemon, investigador de la Universidad de Carolina del Norte, opina que el virus de la hepatitis C “ha hecho dos cosas muy interesantes. La primera es desarrollar una relación única con un regulador clave, el microARN llamado miR-122. La segunda es usurpar un proceso con el que consigue la expresión de las proteínas necesarias para mantenerse con vida”.

De este modo, “el virus demuestra su capacidad de aprovechar las funciones, normalmente beneficiosas, de la célula para conseguir sus propósitos nefastos”, concluye Lemon. Comprender este mecanismo sirve ahora a los expertos para explicar cómo actúa un nuevo medicamento experimental contra la hepatitis C llamado antagomer. El remedio consigue desestabilizar el genoma viral uniéndose a un ácido miR-122, lo que acelera la degradación del virus en el hígado.

La hepatitis es una enfermedad contagiosa considerada un problema de salud pública difícil de medir debido a que los síntomas aparecen meses o años después de la infección. La mayoría de las personas que lo portan lo desconocen.

SINC

No hay comentarios:

Publicar un comentario