lunes, 30 de enero de 2012

La lactancia materna disminuye el riesgo cardiovascular en niños y adolescentes

La lactancia materna disminuye el riesgo cardiovascular en niños. Imagen: Desiree Fawn
Un estudio en el que han colaborado la UPV/EHU y el Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia) destaca que una prolongada lactancia materna reduce el riesgo cardiovascular en niños y adolescentes. La investigación, que se ha realizado sobre niños y adolescentes suecos y estonios, concluye que al crecer los niños que han recibido al menos tres meses de lactancia materna exclusiva presentan mejoras evidentes en su salud cardiovascular respecto a los que han sido alimentados principalmente con biberón.

Los niños y adolescentes que han recibido una lactancia prolongada tienen un 6% menos de riesgo cardiovascular, lo que lo convierte en un factor más importante que la obesidad en el control de la salud cardiovascular. Así lo indican dos nuevos estudios liderados por Idoia Labayen, profesora de nutrición en la Facultad de Farmacia en la UPV/EHU.

Los resultados de estos trabajos, publicados en la edición de enero de la revistas American Journal of Clinical Nutrition, la más importante del mundo en el campo de la nutrición, y en Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine y en los que también han participado Jonatan Ruiz y Francisco Ortega de la Universidad de Granada y Helle Loit, Jaanus Harro, Inga Villa, Toomas Veidebaum y Michael Sjostrom del Instituto Karolinska, revelan que los niños lactantes presentan mejores valores en capacidad aeróbica, niveles de colesterol, inflamación o presión sistólica.

Para la realización de las distintas pruebas, la investigación ha contado con la colaboración de personal médico sueco y estonio que ha realizado exámenes de salud a 1.025 niños de 9 y 10 años, y 971 adolescentes de 15 y 16 años en sus respectivos países. De forma previa al estudio, se les preguntaba a las madres si sus hijos habían sido exclusivamente alimentados mediante lactancia materna y, de haberlo hecho, durante cuánto tiempo.

En las pruebas, además de tomar ciertas medidas como talla o peso, se realizaron análisis de sangre en los que se detectaron los valores de inflamación o el fibrinógeno, cuya presencia se relaciona con una mayor coagulación de la sangre lo que aumenta el riesgo de arterosclerosis, y además de estos análisis, se midió la capacidad aeróbica de los participantes mediante pruebas de esfuerzo.

Esta es la primera investigación en la que todos estos factores han podido ser tenidos en cuenta, en parte por el alto coste económico que supone su evaluación, y también, porque como sucede en el caso de la capacidad aeróbica máxima, éste ha sido un factor de riesgo cardiovascular desconocido hasta hace poco. En la actualidad, distintos trabajos han demostrado que la capacidad aérobica máxima es un marcador de salud cardiovascular, y uno de los mejores predictores de mortalidad en individuos de todas las edades.

A falta de estudios posteriores sobre periodos de lactancia más largos que lo confirmen, la investigación en la que ha participado Labayen indica que los beneficios máximos de la lactancia materna se alcanzan a los tres meses, ya que no se aprecian diferencias significativas entre el tercer y sexto mes. A partir del sexto mes además, los niños ya no se alimentan exclusivamente de leche, sino que empiezan a diversificar su alimentación. No obstante, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) recomiendan que la lactancia materna se mantenga de forma parcial durante los tres primeros años de vida del niño.

UPV/EHU | SINC

domingo, 29 de enero de 2012

Desterrar el miedo, el pánico a dormir es ya posible

Desterrar el miedo, el pánico a dormir es ya posible
Desterrar el miedo, el pánico a dormir que pueden llegar a experimentar las personas que han sufrido algún trauma, y adiestrar el cerebro para soñar sólo en positivo es ya posible y algunos científicos no dudan de que puede convertirse en una práctica clínica habitual en el futuro.

Los "sueños lúcidos" -ése es el nombre con el que los psicólogos han bautizado esta técnica- se consiguen mediante la estimulación del cerebro dormido con corrientes eléctricas de baja intensidad, una técnica, mantienen los investigadores, absolutamente exenta de riesgos y con la que el paciente distingue "siempre" lo que es real de lo que es sueño.

Una de las investigadoras que ha volcado parte de su trabajo durante los últimos años en esta nueva técnica es la alemana Úrsula Voss, catedrática de Psicología en el Instituto de Psicología de la Universidad Friedrich-Wilhelms de Bonn, que ha estado en Madrid invitada por CosmoCaixa.

En una entrevista con EFE, Voss asegura que están ya comprobando los resultados y que pronto van a publicar las conclusiones de la investigación en una revista científica. "La terapia es muy positiva para pacientes traumatizados: los que regresan de una guerra, los que han sufrido violencia sexual o quienes han tenido una pérdida dolorosa y sufren por ello cuadros de ansiedad, de depresión o pesadillas".

Si dormir es necesario "soñar es sano", dice la catedrática alemana, pero insiste en la necesidad de superar la ansiedad y el pánico al sueño y en la oportunidad que esta terapia ofrece de entrenar el cuerpo humano para que sea capaz, gracias a esas técnicas de inducción, de "generar" sueños lúcidos.

Y lúcidos no implica que esos sueños tengan que ser placenteros, advierte la investigadora, y precisa que se trata de llevar a la persona a un estado psicológico "en el que sabe que está soñando y qué está soñando".

La terapia no conlleva ningún riesgo, insiste la catedrática, pero también advierte de la proliferación en internet de técnicas aparentemente similares pero que carecen sin embargo de ninguna base científica.

"Sabemos además que es un sueño y que nada nos puede ocurrir" explica Voss, para quien esta técnica puede resultar "clave" para la ciencia "porque nos da la oportunidad de observar el cerebro. En el sueño no hay futuro ni pasado, todo lo que ocurre es aquí y ahora".

A su juicio, una de las claves de la psicología es definir con exactitud qué es la consciencia, ese nivel que diferencia a los humanos de los animales o de la inteligencia artificial.

"No somos mejores por ser más inteligentes, sino porque somos conscientes; la consciencia tampoco nos hace necesariamente mejores, pero sí diferentes", y sitúa en un terreno entre la consciencia y la inconsciencia la técnica de los "sueños lúcidos", una terapia que compara con la hipnosis y con el exitoso funcionamiento que ésta ha demostrado para tratar muchos traumas psicológicos.

Los "sueños lúcidos", que ya se están aplicando en clínicas de varios países, no pueden sustituir la medicación que tenga pautada un paciente, pero sí permiten al psicólogo -asegura- adentrarse en el fondo de un paciente. "Es una herramienta muy potente porque llega al subconsciente y el paciente tiene cierto control sobre los estados que le asustan".

Y por supuesto insiste esta catedrática en que se trata de una terapia que va a resultar útil para superar por ejemplo un trauma psicológico, pero "nunca" para trabajar sobre los cerebros dañados de aquellas personas que padecen enfermedades neurodegenerativas.

Durante esta terapia el psicólogo puede incluso llegar a identificar la estructura cerebral involucrada en un "sueño lúcido", ha precisado Úrsula Voss, quien ha incidido en que el paciente suele "despertar" eufórico, "y ése es el momento en el que se le puede ayudar a modificar un estado de ánimo, y conseguir elevar su autoestima haciéndole sentir capaz de controlar sus sueños".

Raúl Casado | EFE

sábado, 28 de enero de 2012

Los bancos más valiosos del mundo

Los bancos más valiosos del mundo
En estas entidades bancarias se guarda algo más precioso que el dinero. Se almacena la información indispensable para luchar contra todo tipo de enfermedades. Ese es el objetivo principal de los biobancos españoles, que almacenan y ponen a disposición de la comunidad científica muestras biológicas humanas de calidad. Además, desde el pasado 18 de noviembre, estrenan normativa reguladora.

Desde que existe investigación biomédica, hay científicos que han generado colecciones de muestras humanas para sus proyectos de investigación: sangre, saliva, pelo, uñas, tumores, lágrimas, etc. Sin embargo, la transformación formal de esas colecciones en biobancos no se inició hasta la creación, en 2004, del Banco Nacional de ADN (BNADN). El valor de los tejidos que recogen es incalculable.

“Los investigadores pueden empezar a trabajar desde el primer día en un proyecto con todas las muestras recogidas en un biobanco”, explica Alberto Orfao, director del banco pionero, ubicado dentro del Centro de Investigación del Cáncer (CIC) de Salamanca. “Esa disponibilidad supone un ahorro enorme de trabajo, se puede acelerar más de tres años un proyecto de investigación”.

Como en las grandes bibliotecas, en los biobancos se selecciona la información –en este caso, las muestras biológicas estandarizadas– más útil y de mayor calidad. Este préstamo busca obtener mejores marcadores para diagnosticar las enfermedades y pronosticar qué pacientes responderán mejor al tratamiento.

Lo positivo es que esa información facilitada por los donantes, y requerida por los investigadores, volverá a los pacientes, quizás no a la misma persona que cedió sus datos, pero sí a otros que sufran en el futuro la misma enfermedad.

“Es un círculo virtuoso porque ayuda a que la investigación vaya más deprisa y a que el trasvase de información entre las necesidades de los clínicos, el potencial de los laboratorios básicos y la respuesta clínica sea más rápida”, afirma Enrique de Álava, director del laboratorio de patología molecular diagnóstica o Banco de Tumores de Castilla y León.

Los biobancos son solo el principio. Estos centros no tienen como objetivo hacer investigación, sino actuar como un facilitador para encontrar la cura de diversas enfermedades. En España, ya son más de cien los centros que albergan información muy útil para ello, la mayoría incluidos dentro de la Red Temática de Biobancos Hospitalarios, una iniciativa del Instituto de Salud Carlos III.

Y es que en un país líder en la donación de órganos, su comportamiento en la cesión de muestras biológicas es igualmente ejemplar. “La gente en España es generosa y responde a pesar de que saben que ellos no van a disfrutar de un beneficio directo para su propia enfermedad”, apunta Orfao. “Es muy excepcional que un paciente se niegue al pedirle el permiso”.

Verónica Fuentes | SINC

jueves, 26 de enero de 2012

El cacao podría prevenir patologías intestinales

El cacao podría prevenir patologías intestinales. Imagen: Anjuli Ayer
Un nuevo estudio muestra por primera vez en animales vivos que el consumo de cacao –ingrediente del chocolate– contribuye a la prevención de dolencias intestinales relacionadas con el estrés oxidativo, incluido el inicio de la carcinogénesis de colon provocada por sustancias químicas.

El creciente interés de la comunidad científica en identificar alimentos capaces de prevenir la aparición de enfermedades ha puesto al cacao en la palestra de los ‘súper alimentos’ al ser reconocido como una excelente fuente de compuestos fitoquímicos con potenciales efectos favorables para la salud.

Una nueva investigación, liderada por científicos del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición (ICTAN) y publicada recientemente en la revista Molecular Nutrition & Food Research, apoya esta idea y sostiene que el consumo de cacao contribuye a la prevención de dolencias intestinales relacionadas con el estrés oxidativo, como el inicio de la carcinogénesis de colon inducida de forma química.

“La mucosa intestinal es muy susceptible de sufrir patologías al estar expuesta a diferentes tóxicos de la dieta, como toxinas, mutágenos y procarcinógenos”, explica a SINC María Ángeles Martín Arribas, autora principal del trabajo e investigadora en el ICTAN. “Alimentos como el cacao, rico en polifenoles, parecen tener un importante papel protector frente a estas patologías”.

El estudio comprueba por primera vez en animales vivos –ratas– el potencial efecto protector de los flavonoides del cacao frente al inicio de un cáncer de colon. Durante ocho semanas los autores las alimentaron con una dieta enriquecida en cacao (12%) y posteriormente se les indujo la carcinogénesis.

Posible efecto protector

“Cuatro semanas después de la administración del compuesto químico azoximetano (AOM), se produjo la aparición en la mucosa intestinal de lesiones neoplásicas premalignas, denominadas ‘focos de criptas aberrantes’, que son consideradas buenos marcadores en la patogénesis del cáncer de colon”, subraya la doctora Martín Arribas.

Los resultados del estudio mostraron que los animales que fueron alimentados con la dieta rica en cacao presentaban una reducción muy significativa del número de criptas aberrantes en el colon inducidas por el agente cancerígeno. Igualmente, esta muestra experimentó una mejora de las defensas antioxidantes endógenas y una disminución de los marcadores de daño oxidativo inducido por el tóxico en este tejido.

SINC

jueves, 19 de enero de 2012

¿Una cepa de tuberculosis totalmente resistente?

¿Una cepa de tuberculosis totalmente resistente?
Una cepa de tuberculosis encontrada en una docena de pacientes de Bombay (India) trae de cabeza a los médicos, al gobierno indio y a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Zarir Udwadia, uno de los especialistas que ha tratado a varios de los afectados en el Hospital Nacional de Hinduja (Bombay), ha explicado que en comparación con las clasificaciones utilizadas por el gobierno y la OMS para describir las cepas resistentes a múltiples fármacos y las extremadamente resistentes, las cepas de tuberculosis que los pacientes indios son "completamente diferentes y totalmente resistentes".

"Es una forma intratable de tuberculosis", asegura Udwadia. "Simplemente no hay fármacos disponibles ni en la primera ni la segunda línea que la hagan frente", dijo en una entrevista telefónica a la agencia Reuters.

El tratamiento farmacológico de la tuberculosis se divide en dos grupos o líneas según su eficacia, potencia y efectos secundarios. Si en el primer período del tratamiento (que suele durar seis meses) los medicamentos suministrados al paciente no funcionan, se utilizan los llamados fármacos de segunda línea y en periodos más largos de duración.

Precisamente, y a raíz de estos casos, el doctor Udwadia pidió al gobierno indio la necesidad "de prestar mayor atención al tratamiento de los casos más graves de tuberculosis y también ayuda a la investigación para tratar estas nuevas cepas".

Según estimaciones de la OMS, cada año se producen en el mundo alrededor de 10 millones de nuevos casos de tuberculosis, medio millón de las cuales son multirresistentes a los fármacos. Precisamente, a causa de esta enfermedad resistente fallecen cada año unas 110.000 personas.

¿Una nueva cepa?

El gobierno indio ha intentado rebajar la alarma y cuestiona la etiqueta de 'nueva cepa' con la que el doctor Udwadia y sus compañeros califican estos casos. Las autoridades explican que "no se ha acreditado que las pruebas presentadas por el equipo de Udwadia puedan ser de una nueva cepa", por lo que cuestionan "que la tuberculosis sea resistente a los fármacos totalmente".

Y recuerda en un comunicado que "el término no ha sido reconocido por la OMS ni por el Programa de Control de Revisión Nacional de Tuberculosis", aunque no menciona las declaraciones del doctor Paul Nunn, coordinador de la OMS en el Departamento de Tubersulosis, que afirma: "Hay pruebas suficientes de que estos casos prácticamente intratables existen".

Según la literatura médica, los casos de tuberculosis incurable aparecieron por primera vez en Europa en 2007. Dos años más tarde, se informó de 15 pacientes más en Irán con una cepa completamente resistente a los medicamentos.

La tuberculosis es causada por el 'Mycobacterium tuberculosis', que destruye el tejido de los pulmones. Cuando las víctimas escupen, tosen o estornudan, expulsan la bacteria que se propaga por el aire pudiendo ser inhaladas por otras personas.

ELMUNDO.es

viernes, 13 de enero de 2012

Descubren dos genes clave en la leucemia infantil más común

Descubren dos genes clave en la leucemia infantil más común. Imagen: Microbe World
Un nuevo estudio abre una ventana terapéutica para tratar la leucemia linfoblástica aguda de células T, que es el cáncer más habitual en niños. Investigadores de la Universidad de Nueva York, con participación del Instituto de Neurociencias de Alicante, han descifrado la base genética de dos subtipos de esta enfermedad.

Gran parte de la investigación sobre cáncer está centrada en la búsqueda de genes que aparezcan mutados de manera recurrente en los pacientes. En particular, una reciente investigación publicada en Nature Medicine estudia la prevalencia de determinadas anomalías genéticas en los casos de leucemia linfoblástica aguda de células T (T-ALL, por sus siglas en inglés), el tipo más habitual en niños.

Mediante experimentos independientes se ha demostrado que las alteraciones genéticas del T-ALL disminuyen la actividad de ciertas proteínas que regulan la expresión genética, modulando la estructura de la cromatina. Estas modificaciones se solapan con la acción del ya conocido gen Notch1, que promueve el crecimiento tumoral.

Según estudios anteriores, el Notch 1 origina más del 60% de casos de leucemia, pero el mecanismo mediante el cual sucedía era desconocido. Esta investigación liderada por la Universidad de Nueva York (EE UU), en la que han participado el Instituto de Neurociencias de Alicante (IN) del CSIC, se ha centrado en buscar otros factores que actúan junto a la activación anormal del Notch 1.

Los resultados señalan dos genes, el EZH2 y el FUZ12, reguladores que inhiben a otros. “Cuando ellos faltan, se ‘encienden’ genes que deberían estar apagados”, explica a SINC María Domínguez, investigadora del IN. “Y todo junto produce una combinación que no funciona bien”.

“Notch es como un interruptor. Enciende muchas luces en una misma habitación, pero, normalmente, hay otros genes encargados de apagar algunas de ellas”, relata la investigadora. “Si se activan demasiadas luces y falla este segundo freno, entonces la habitación queda iluminada todo el tiempo, lo cual fomenta el mecanismo canceroso”.

España ha aportado las pruebas en ratones

Hasta ahora no se sabía que estos genes estaban relacionados con este programa de creación de la T-ALL. “Inicialmente se habían definido como oncogenes [genes anormales que provocan la transformación de una célula normal en una célula cancerígena], pero se ha visto que lo que se asocia con la leucemia es precisamente su pérdida”, asegura Domínguez.

“El equipo americano ha observado que el 25% de los pacientes presenta una pérdida de estos dos genes”, detalla Domínguez. “Lo más interesante es que esto se correlaciona con la ganancia del oncogén Notch, lo que indica que estos factores trabajan juntos”.

El equipo estadounidense ha utilizado tanto muestras de pacientes con este tipo de leucemia, como líneas celulares y estudios con ratones. “En España hemos hecho la aportación de animal completa que corrobora la misma teoría, pero el trabajo central es el suyo”, añade la investigadora.

El equipo del IN indujo la ganancia de Notch y sistemáticamente inactivaron distintos genes candidatos. Así, vieron qué combinaciones producían tumores. En esta búsqueda a ciegas apareció uno de los genes que el equipo americano había encontrado en casos de leucemias.

“Así que los experimentos se apoyan y como se hicieron independientemente, es una mejor confirmación”, cuenta la investigadora. “Nos encontramos en un congreso y nos pusimos de acuerdo para publicarlo juntos”.

Buscando la mejor combinación contra el cáncer

“Este estudio abre una nueva ventana terapéutica para este tipo de leucemias, ya que se podrían utilizar ciertos inhibidores o activadores que ya existen para suprimir los efectos de la pérdida de estos dos genes junto con la acción de los genes de Notch, que ya se controla en la práctica clínica”, asegura Domínguez.

Los investigadores aseguran que a veces los inhibidores de Notch no son suficientes, ya que hay otros factores que también influyen y no se están controlando. “Ahora habrá que investigar qué combinación de inhibidores actúa mejor para tratar este tipo de cáncer”, concluye.

SINC

miércoles, 11 de enero de 2012

Los pediatras piden adelantar la vacuna del sarampión

Los pediatras piden adelantar la vacuna del sarampión
La Asociación Española de Pediatría (AEP) ha aprovechado la presentación del nuevo calendario vacunal aconsejado para recomendar el adelanto de las dosis de la vacuna contra el sarampión tras su repunte en 2011. Además, este organismo ha vuelto a demandar un calendario único para todo el territorio nacional.

La propuesta de la AEP es que la primera vacuna contra el sarampión sea inyectada a los 12 meses en lugar de a los 15, como actualmente se hace. Además, también se recomienda que la segunda dosis se ofrezca al año de vida del niño, y no a los 24 meses.

Según los datos presentados, los casos de sarampión han sufrido un incremento mayúsculo al pasar de los 173 en 2010 a los "casi 2.000" del año pasado, tal y como asegura el coordinador del Comité Asesor de Vacunas (CAV) de la AEP, David Moreno. En este sentido, el galeno ha explicado que "la estimación es que se hayan producido más de 3.000, contando los no registrados".

A nivel europeo la incidencia de esta afección es todavía mayor, pues son 30.917 las personas que la han padecido en 2011. De ellos, los casos más graves han derivado en ocho fallecimientos y 24 encefalitis. "En España no ha habido muertos pero el 10% de los enfermos han sufrido complicaciones", asegura Moreno.

Estos datos son especialmente llamativos porque, según la previsión de la Organización Mundial de la Salud, se estimaba la erradicación del sarampión para el año 2015. "Es muy probable que esto no se consiga", apostilla el representante del CAV.

Los cambios en el calendario vacunal presentado por la AEP y disponible en la página web del CAV no terminan ahí, ya que también consideran necesaria la sustitución de la vacuna contra la difteria por un nuevo preparado que tiene menos efectos secundarios. Esta vacuna, que se debe administrar a los 11 años de edad del menor, "ya se ha introducido en 10 comunidades", subraya Moreno.

Además, el colectivo de pediatras cree que se debe ser estricto con la administración de las vacunas del meningococo y del neumococo. "Se deben ofrecer a los 12 meses" y no esperar hasta los 15, mientras que la del virus del papiloma humano "hay que ponerla a los 11 años", afirma el especialista. Otra de las preocupaciones de los expertos es el aumento de la incidencia de la tosferina, por lo que recomiendan aumentar de cinco a seis las dosis que se deben administrar.

EUROPA PRESS

lunes, 9 de enero de 2012

Síndrome de sensibilidad química múltiple

Síndrome de sensibilidad química múltiple
El síndrome de sensibilidad química múltiple es un conjunto de síntomas relacionados con una amplia variedad de agentes medioambientales presentes en todos los ámbitos, desde el laboral al doméstico. Afecta sobre todo a mujeres, aunque se desconoce el origen, las causas y los mecanismos de acción. Ello ha provocado que hasta ahora no se haya elaborado el primer documento de consenso europeo. En él se abordan, además de la definición del síndrome, distintas recomendaciones para los afectados.

El síndrome de sensibilidad química múltiple (SQM) es una dolencia que afecta sobre todo a mujeres y provoca malestares neurológicos (migraña, confusión, sensación de desconexión), erupción cutánea, sensación de ahogo y problemas de irritación de mucosas. Los culpables son múltiples agentes químicos (de ahí su denominación) comunes en la vida diaria, como productos de limpieza, colonias, disolventes, ciertos alimentos, medicamentos y radiaciones electromagnéticas. Los afectados manifiestan reacciones a estos agentes a un nivel que es tolerado sin más problemas por el resto de la sociedad.

Síndrome de sensibilidad química: por fin, el consenso

Su gran variedad de síntomas y grados de afección, así como las amplias divergencias respecto a su origen, han dificultado durante años su definición como enfermedad. Las diferencias para abordar el tratamiento y el diagnóstico tampoco facilitan una solución rápida al intenso debate. Por este motivo, diversas instituciones relacionadas con la salud en España han publicado recientemente un documento de consenso sobre el síndrome. Joaquín Fernández-Solá, del Hospital Clínic de Barcelona, que ha participado en su elaboración, señala que el texto "supone un paso básico para analizar y reflejar la situación y progresar a partir de aquí".

El documento pretende funcionar como pauta común de actuación por parte de los profesionales, con objeto de ofrecer una atención integral y multidisciplinar a los afectados. Además, intenta paliar la falta de evidencias científicas acerca de la SQM y pretende, a su vez, sensibilizar a la sociedad.

El texto, "promovido sobre todo por asociaciones de pacientes y que acarrea muchos años de trabajo", según Fernández-Solá, ha sido coordinado por el Observatorio de Salud de las Mujeres de la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud. Han participado expertos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, la Asociación Española de Toxicología y la Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias del Instituto de Salud Carlos III y Guía Salud.

El documento ha establecido la definición del síndrome de sensibilidad química múltiple que lleva consigo, por fin, un perfil característico: "cualquier individuo que, con la exposición a diversos agentes químicos ambientales a bajos niveles, presente síntomas reproducibles y recurrentes que impliquen a varios órganos y sistemas, pudiendo mejorar su estado en el momento en que los supuestos agentes causantes sean eliminados o se evite la exposición a ellos". También se incluyen los criterios diagnósticos, así como recomendaciones para ayudar en el tratamiento, que no es único (dependerá de la causa principal que la provoque) y está focalizado en mejorar los síntomas.

Las personas afectadas, a menudo, deben enfrentarse a situaciones en las que sus síntomas se confunden, se diagnostican de forma incorrecta o se les deriva a diferentes especialistas, sin conseguir un tratamiento apropiado. Este retraso en el diagnóstico y tratamientos poco específicos pueden tener consecuencias físicas, psicológicas y sociales para los afectados y sus familiares.

Sensibilidad química múltiple versus estilo de vida

Según Fernández-Solá, uno de los puntos clave que pueden explicar por qué la SQM no se ha reconocido aún como enfermedad radica en los intereses que hay en este campo. "Sin duda alguna, reconocer el síndrome como enfermedad significaría cambiar un estilo de vida con unos costes que no estamos dispuestos a asumir", reconoce el especialista. Pone un ejemplo tan claro como la contaminación ambiental: "Sabemos que vivimos en unos niveles de contaminación muy por encima de lo tolerable pero, no obstante, no disminuimos la cantidad de coches ni dejamos de consumir y quemar combustible".

La revolución tecnológica ha supuesto un nuevo estilo de vida del que ya casi nadie quiere prescindir. Sin embargo, puede estar relacionado con el aumento de la tasa de afectados. Hay un incremento notable de la carga electromagnética, de circuitos eléctricos en los hogares o de líneas eléctricas de alta tensión.

Sin embargo, hoy en día, este modo de vivir es muy difícil de cambiar. Eva Caballé, una joven barcelonesa que cursó Ciencias Económicas y Empresariales en la Universidad de Barcelona, desarrolló síndrome de sensibilidad química múltiple en 2005. Desde entonces, trabaja con varias iniciativas para que se reconozca como enfermedad. Una de ellas es el blog que actualiza con artículos divulgativos para ayudar a personas que están en su misma situación y para acercar la enfermedad a la sociedad. También en EROSKI CONSUMER, artículos como Limpiar la casa de forma barata y ecológica o Cuatro consejos para mejorar el aire en casa muestran cómo minimizar riesgos.

Según Fernández-Solá, primero, para "sobrevivir en un ambiente tóxico", hay que "saber dónde estamos, identificar qué pasa y analizar nuestra vida personal en busca de posibles fuentes de exposición, tanto laborales como en el hogar o en nuestra vida cotidiana". Se debe hacer porque, si bien hay fuentes que son de fácil detección, otras no lo son: "Podemos tener un insecticida en la habitación que, sin saberlo, está provocando efectos negativos sobre nosotros". Una vez identificados, hay que evitarlos.

Recomendaciones para la sensibilidad química múltiple

El especialista recomienda a pacientes y personas interesadas que se informen a través de asociaciones de pacientes o profesionales. Una de ellas es la Asociación Estatal de Afectados por los Síndromes de Sensibilidad Química Múltiple, Síndrome de Fatiga Crónica y Fibromialgia y para la defensa de la Salud Ambiental. Aconseja también acudir al médico para un diagnóstico preciso (aunque en ocasiones no es fácil) y, sobre todo, "evitar las exposiciones desencadenantes y reordenar su vida".

Insiste en que "es importante no alarmarse, sino adaptarse", ya que no es una enfermedad progresiva, sino persistente: si se elimina el factor desencadenante, desaparecerán los síntomas, pero estos se desarrollarán de nuevo si el paciente vuelve a exponerse a la fuente causante. El especialista lanza un mensaje tranquilizador a los pacientes, puesto que no se ha constatado mediante estudios ninguna relación con "la longevidad o el desarrollo de algún tipo de cáncer". Fernández-Solá hace hincapié en que la enfermedad no se cura y el tratamiento solo está dirigido a paliar los síntomas.

Por NURIA LLAVINA RUBIO | Consumer.es

sábado, 7 de enero de 2012

Alarmante reducción de los niveles de vitamina D en la población europea

Alarmante reducción de los niveles de vitamina D en la población europea
Un grupo de expertos ha elaborado una declaración sobre el suplemento de vitamina D para mujeres menopáusicas ante la alarmante reducción de los niveles de esta vitamina en la población europea. Lo idóneo, según ellos, sería mantener unos valores sanguíneos superiores a 30 ng/ml. La vitamina D es fundamental en procesos como la absorción de calcio y la inmunidad.

“Creemos que numerosas enfermedades pueden agravarse en condiciones de déficit crónico de vitamina D”, afirma Faustino R. Pérez-López, investigador de la Universidad de Zaragoza. En particular, durante la menopausia esa situación es más grave, ya que los bajos niveles de esta vitamina en la sangre se asocian con un mayor riesgo de osteoporosis, pérdida de coordinación motora y fracturas óseas.

La deficiencia de vitamina D es una amenaza real en Europa, donde los niveles en sangre están reducidos en el 50%-75% de la población. “Los profesionales de la salud deberían saber que este es un problema común y que afecta a gran parte de la población europea, incluso a aquellos que viven en regiones soleadas”, postula Pérez-López.

Por ello, un grupo de expertos de la Sociedad Europea de Menopausia y Andropausia (EMAS, por sus siglas en inglés), liderado por Pérez-López, ha elaborado una declaración sobre suplemento de vitamina D y salud de la mujer postmenopáusica. El texto lo han firmado 11 expertos de instituciones internacionales como el Hospital John Radcliffe de Oxford (Inglaterra).

“Analizamos las condiciones y enfermedades que se asocian al déficit de vitamina D y recomendamos el uso de suplementos en las mujeres postmenopáusicas”, explica.

Mejoras en la salud de los huesos

Los suplementos de vitamina D, según estos expertos, producen mejoras en la densidad mineral de los huesos y en la función neuromuscular y reducen el riesgo de fractura. “Sería deseable que la Organización Mundial de la Salud u organismos competentes de la Unión Europea estableciesen normas mínimas o recomendaciones sobre enriquecimiento de alimentos con vitamina D”, opina Pérez-López.

En algunos países europeos existen recomendaciones en este sentido, pero en otros no existe regulación o no es de estricto cumplimiento. Ni siquiera hay consenso dentro de la propia comunidad médica acerca de las ventajas de los suplementos. Aunque Pérez-López insiste: “está demostrada su eficacia, aunque no está aceptada hasta ahora”.

“No se sabe que pasará en el futuro, pero desde la EMAS hacemos la recomendación. Esta es la primera declaración europea sobre la materia dirigida a mujeres menopáusicas”, subraya Pérez-López.

Además de estimular la absorción de calcio y fosfatos, el sistema de la vitamina D tiene numerosas funciones. Los niveles bajos están relacionados con raquitismo, osteomalacia, osteoporosis y riesgo de fracturas, enfermedad cardiovascular, diabetes, cáncer, infecciones y enfermedades degenerativas.

“Hemos observado que, en mujeres sanas postmenopáusicas, un buen nivel de vitamina D se asocia a la buena forma física, y afecta en la masa de grasa, el equilibrio y la fuerza muscular”, afirman los autores en el artículo publicado en la revista Maturitas.

Un rayo de sol

“Un estilo de vida sano debe considerar la exposición solar durante unos 15 minutos, de tres a cuatro veces por semana, cuando las condiciones climáticas lo permitan, dado que el 90% de la vitamina D se sintetiza a través de la acción del sol sobre la piel”, detallan los investigadores.

La vitamina D se sintetiza mediante la exposición a la luz solar, por lo que el estilo de vida actual que insiste en la baja o nula exposición solar y escasas actividades de ocio al aire libre, provocan esta deficiencia de la vitamina.

Claro que, como en todo, hay que mantener la justa medida. “Exposiciones solares de mayor duración no son recomendables por incrementar el riesgo de diferentes tipos de cáncer y el envejecimiento de la piel”, añade Pérez-López.

SINC

Cuando el dolor se convierte en enfermedad

Cuando el dolor se convierte en enfermedad
Unos 100 millones de europeos y 10 millones de españoles padecen algún tipo de dolor crónico, que limita la calidad de vida. Facilitar el acceso a la información, la educación y el diagnóstico sobre la enfermedad, actualizar tratamientos, concienciar sobre el impacto social, médico y económico del dolor y prevenirlo son algunas de las finalidades de la Pain Alliance Europe (PAE). Esta nueva entidad europea recién formada en el Parlamento aglutina a 18 ONG que representan a 11 países.

Con PAE también se pretende establecer una plataforma europea que fomente la investigación sobre el dolor. El intercambio de tendencias respecto a tratamientos, servicios y resultados entre los Estados miembros es clave para el avance del conocimiento de la enfermedad, con el objetivo de crear unas directrices únicas que proporcionen un sistema óptimo de tratamiento. El dolor crónico podría costarle a Europa hasta 300 mil millones de euros anuales y, según la Sociedad Española del Dolor (SED), un 2% del Producto Interior Bruto (PIB) a España.

Dolor intenso y de urgencia

Uno de cada cuatro europeos padece dolor intenso y la mitad no recibe tratamiento. La PAE ha manifestado que, mientras las dolencias reumáticas, ortopédicas y oncológicas están aceptadas por muchos grupos que impulsan su reconocimiento y tratamiento adecuado, el dolor crónico como enfermedad es una entidad bastante desconocida, tanto para los profesionales sanitarios como para la sociedad en general. El 21% de los europeos afectados no puede trabajar. Del 79% restante, un 61% ve alterada su vida diaria.

En realidad, el dolor es una causa muy recurrente en los servicios de urgencia. El dolor agudo es el principal motivo de ingreso en servicios de urgencias hospitalarias, que aduce el 43% de los pacientes. No obstante, un estudio reciente llevado a cabo por la Sociedad Española del Dolor (SED) y la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) asegura que la medición y el tratamiento del dolor es una asignatura pendiente en este ámbito. Desde la SED también se advierte de que ninguna especialidad médica está preparada para tratarlo de manera específica.

El dolor más habitual

Aunque las causas no se conocen siempre, a menudo, el dolor crónico está provocado por diversas condiciones médicas como diabetes, artritis, migraña, fibromialgia, cáncer, herpes zóster, ciática, traumatismos o alguna lesión antigua. Puede empeorar como respuesta a factores ambientales o psicológicos. El reciente estudio realizado por la SED apunta que el dolor en urgencias se debe, sobre todo, a traumatismos (39,2%), dolor grave (27,7%) y pacientes con agudización de dolor crónico (15,9%).

El 80% de los pacientes ingresan por dolor musculoesquelético. Le siguen el dolor abdominal, el torácico e isquémico o el neuropático. En términos generales, más allá de las urgencias, los más frecuentes son los de espalda y lumbares, entre todas las molestias osteomusculares, cabeza, cuello, problemas digestivos y ginecológicos.

En muchos casos, el dolor crónico no se diagnostica hasta pasados unos años, cuando el paciente decide visitar al médico, algo que ocurre de manera más frecuente entre las mujeres. En general, esta demora se achaca a que es soportable y los afectados lo interpretan como un fenómeno normal. La angustia y el malestar que provoca se transforman de forma paulatina en una sensación común no agradable, pero que llega a ser tolerable y, por tanto, conviven con él. Otros motivos para no recurrir al médico son el precio de los tratamientos (se estiman demasiado caros), la escasa eficacía o la posibilidad de causar efectos secundarios.

Con todo, los especialistas insisten en que es importante no automedicarse y consultar el médico. Incluso puede ser necesario aceptar la necesidad de tratamiento psicológico. Sufrir dolor crónico puede afectar a la vida en todos los aspectos: pareja, trabajo, amistades y tiempo libre. Incluso provoca ansiedad, depresión o insomnio, entre otros.

MÁS DOLOR EN NIÑOS

Un nuevo estudio publicado en la revista 'Pain' ha mostrado que el dolor crónico es cada vez más frecuente en la edad infantil, si bien las niñas lo sufren más a menudo. Los investigadores, que han revisado 32 estudios sobre este aspecto, han detectado que la cefalea es el más común: un 23% de los niños entre 7 y 18 años lo padeció al menos una vez por semana y un 5%, de forma diaria. Le siguen en frecuencia el malestar abdominal, de espalda y musculoesquelético.

En general, entre el 11% y el 38% de los niños experimentó algún tipo de dolor crónico. Además, estas tasas han aumentado durante las últimas décadas y se incrementan aún más con la edad. Resultados como estos argumentan que investigadores y médicos deben ser conscientes de la importancia de la afección infantil y de sus consecuencias a largo plazo. Si se detectan las causas, se podría intentar reducir sus efectos negativos cuando los afectados alcancen la madurez. El dolor persistente o recurrente puede provocar que los niños falten a la escuela y socialicen menos. A la vez, aumenta el riesgo de desarrollar ansiedad, depresión y baja autoestima.

CONSUMER.es

viernes, 6 de enero de 2012

El mecanismo de supervivencia del virus de la hepatitis C

El mecanismo de supervivencia del virus de la hepatitis C
Un grupo de científicos ha aclarado el mecanismo de supervivencia del virus de la hepatitis C. El parásito se aprovecha de la función de una pequeña molécula de ácido ribonucleico (ARN) del hígado humano y así consigue replicarse con éxito y prosperar. Este hecho explicaría la razón del éxito de un nuevo tratamiento antiviral contra el virus.

Científicos de la Universidad de Carolina del Norte, en colaboración con investigadores de la Universidad de Colorado (ambas en EE UU), han logrado comprender por primera vez el mecanismo gracias al cual el virus de esta enfermedad sobrevive dentro del hígado. El hallazgo se publica en el último número de la versión online de PNAS.

Este virus consigue apropiarse de una molécula de microARN, encargada de regular la expresión genética de las células del hígado. Gracias a ella logra replicar su genoma de forma eficiente lo que permite que su ciclo de vida se prolongue con éxito.

Stanley M. Lemon, investigador de la Universidad de Carolina del Norte, opina que el virus de la hepatitis C “ha hecho dos cosas muy interesantes. La primera es desarrollar una relación única con un regulador clave, el microARN llamado miR-122. La segunda es usurpar un proceso con el que consigue la expresión de las proteínas necesarias para mantenerse con vida”.

De este modo, “el virus demuestra su capacidad de aprovechar las funciones, normalmente beneficiosas, de la célula para conseguir sus propósitos nefastos”, concluye Lemon. Comprender este mecanismo sirve ahora a los expertos para explicar cómo actúa un nuevo medicamento experimental contra la hepatitis C llamado antagomer. El remedio consigue desestabilizar el genoma viral uniéndose a un ácido miR-122, lo que acelera la degradación del virus en el hígado.

La hepatitis es una enfermedad contagiosa considerada un problema de salud pública difícil de medir debido a que los síntomas aparecen meses o años después de la infección. La mayoría de las personas que lo portan lo desconocen.

SINC

miércoles, 4 de enero de 2012

La insuficiencia cardíaca provoca resistencia a la insulina

La insuficiencia cardíaca provoca resistencia a la insulina
Investigadores japoneses publican un estudio en el último número de la revista Cell Metabolism en el que parecen haber encontrado la causa por la cual el fallo cardíaco favorece la diabetes, así como una nueva manera de romper ese “círculo vicioso metabólico” de dos enfermedades que por sí solas ya son dañinas.

“Estudios clínicos previos sugerían una posible relación entre la insuficiencia cardíaca (IC) y la diabetes, sin embargo, no existía un informe formal (o científico) que demostrara una relación causal entre estas dos enfermedades asociadas con la edad”, declara a SINC Tohru Minamino de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chiba (Japón) e investigador principal del estudio.

Según los científicos, la IC provoca resistencia a la insulina y puede empeorar las condiciones de la diabetes. Minamino explica que, el estrés de la insuficiencia cardíaca activa el sistema nervioso simpático y esta respuesta de estrés activa a su vez el gen p53, que el investigador define como “una señal de envejecimiento celular”. Asimismo, esta señal del p53 conduce en última instancia a la inflamación en el tejido adiposo, la resistencia sistémica a la insulina, y al empeoramiento de la función del corazón.

“La proteína p53 es probablemente la más conocida como supresora tumoral. Sin embargo, la activación constante de la señal contra el cáncer puede promover la inflamación y otras enfermedades del envejecimiento”, apunta el investigador.

Minamino había demostrado anteriormente (revista Nature 2007) que la acumulación del gen p53 en el corazón provocada por el estrés origina el fallo cardíaco. Asimismo, también se demostró que el envejecimiento o la ingesta excesiva de calorías inducen a la activación del p53-dependiente de las señales de envejecimiento celular en el tejido adiposo que causa la inflamación y la resistencia sistémica a la insulina (Nature Medicine 2009).

“Ahora parece que la activación cardiaca del gen p53 también conduce a la activación de p53 en el tejido graso. Estas señales de envejecimiento celular interactúan unas con otras y aceleran el desarrollo de enfermedades”, apunta la investigación.

Esto sugiere que el tratamiento ideal sería bloquear la inflamación que acompaña a la activación del gen p53, sin comprometer su lucha contra el tumor. “Es importante investigar el mecanismo molecular por el que el gen p53 provoca la inflamación en diversos tejidos. Para aclarar este mecanismo debemos desarrollar una terapia anti-envejecimiento sin aumentar el riesgo de cáncer”, concluye Minamino.

SINC

domingo, 1 de enero de 2012

Nueva terapia contra el miedo a la oscuridad de los niños

Nueva terapia contra el miedo a la oscuridad de los niños
Niños que se resisten a irse a dormir o que no pueden quedarse solos en su habitación con las luces apagadas. El miedo a la oscuridad de los más pequeños es uno de los motivos más frecuentes de consulta a psicólogos y psiquiatras, por ser una de las fobias más habituales entre los niños. Una nueva terapia desarrollada por investigadores españoles tiene, según estos, una gran efectividad para ayudar a los niños a superar su fobia.

El miedo a la oscuridad se desarrolla, a menudo, a partir de los 18 meses de edad. Es muy habitual, sobre todo, entre los cuatro y los seis años. Para un niño, la oscuridad puede ser el lugar donde se ocultan los fantasmas o los monstruos que ha visto en alguna película. Se puede manifestar con berrinches o ansiedad cuando hay que ir a la cama. Incluso, algunos niños no quieren pasar la noche en casa de amigos o familiares por este motivo.

Miedos: evolutivos y desadaptativos

Entre los 18 meses y los ocho o nueve años de edad, el temor a la oscuridad está considerado como un miedo evolutivo, es decir, que forma parte integral del desarrollo psicológico normal del niño. La mayoría son transitorios y no dificultan la vida cotidiana del niño. La diferencia entre estos y los denominados desadaptativos es que los últimos se manifiestan con una elevada intensidad o interfieren de forma importante en el comportamiento de los niños en el entorno familiar, de amigos o en el colegio.

Aunque a partir de los ocho o nueve años este miedo disminuye, se calcula que cerca de un 2,3% de los niños lo mantienen. En este caso, es un miedo desadaptativo.

Contra el miedo a la oscuridad

Según una investigación conjunta de la Universidad de Murcia y la Universidad Miguel Hernández de Elche, el tratamiento para superar el temor a la oscuridad debe realizarse en casa, con la participación activa de los padres. Para los especialistas, el factor clave es que los padres jueguen con el niño para que este se enfrente al miedo como si fuera un juego. De esta forma, dicen los expertos, se consigue que, poco a poco, el niño sienta menos aprensión a la oscuridad.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores realizaron un estudio con 32 niños de entre cinco y ocho años de 16 colegios de las provincias de Albacete y Murcia. Eran niños que aseguraban sentir "mucho miedo" a la oscuridad. Antes, se había descartado que sufrieran algún trastorno de ansiedad u otro problema psicológico.

El juego para superar el miedo

Los progenitores se reunieron con los terapeutas una vez por semana durante ocho semanas. En las primeras sesiones, que duraban 60 o 90 minutos, se les explicaba en qué consistía el miedo a la oscuridad y se les enseñaba cómo actuar con sus hijos cuando lo manifestaran. La principal consigna era que debían mostrarse valientes. De esta forma, se convertían en un modelo seguro que no reforzaba el miedo del niño.

También enseñaban a los padres los juegos que podían realizar con sus hijos y qué hacer en el caso de que el niño se negara. En estos juegos, el niño se enfrentaba a situaciones con niveles crecientes de oscuridad y podía darse cuenta, de forma gradual y con la presencia estimulante y protectora de sus padres, de que no pasaba nada por estar sin luz. Otra consigna importante era no obligar al niño a enfrentarse a situaciones de oscuridad si mostraba mucha resistencia a hacerlo. También les instruían para que dijeran a sus hijos que se comportaban de una forma valiente y reforzar así su atrevimiento.

Según los resultados, al finalizar el tratamiento, un 95% de los niños habían logrado superar su miedo a la oscuridad y dormían a oscuras y sin la compañía de los progenitores. Además, los investigadores aseguran que este tipo de tratamiento también tiene éxito para combatir otras fobias infantiles, como las relacionadas con los ruidos fuertes o los animales, entre otros.

LOS MIEDOS DE LOS NIÑOS

Los miedos infantiles constituyen un factor casi constante en el transcurso del crecimiento. Como señalan algunas investigaciones, entre los más frecuentes destacan el temor a la oscuridad, a los animales (sobre todo a los perros, que pueden morder), a los fantasmas, a las personas extrañas u otros monstruos de la imaginería popular. A partir de los ocho años, se desarrollan otros como el miedo a la muerte, que se puede manifestar con una preocupación excesiva del niño por su estado de salud.

Por JOSÉ A. RODRÍGUEZ | Consumer.es