domingo, 11 de diciembre de 2011

Inmunólogos reclaman más recursos y mejor formación

Inmunólogos reclaman más recursos y mejor formación
"La inmunología es una de las disciplinas biomédicas con mayor impacto y productividad y es necesario un mayor apoyo y reconocimiento, tanto económico como social", señala el doctor Manel Juan, jefe de Sección de Inmunopatología del Servicio de Inmunología del Hospital Clínic de Barcelona, para quien son necesarios más recursos para conseguir mayores avances en la investigación y una mejor formación docente, que permita divulgar la importancia del sistema inmunitario.

Coincidiendo con la entrega este sábado, 10 de diciembre, del Premio Nobel de Medicina a tres investigadores en Inmunología, este experto ha lamentado que la inmunología tenga poca implantación en España. Muestra de ello, señala, es la poca representación de inmunólogos en los centros e institutos biomédicos nacionales.

Además, añade, el conocimiento general sobre el sistema inmunitario en nuestra sociedad es "indudablemente bajo". "Si estuviéramos más sensibilizados de la importancia de la respuesta inmune en nuestras vidas sería más factible que existieran mayores recursos públicos y privados", sostiene.

A su juicio, los Premios Nobel "siempre tienen una repercusión mediática importante, pero desagradecidamente la mayoría de la gente no llega a entender los conceptos referentes a estos premios". "Es un impacto que contacta con la sociedad pero no enraíza, por lo que es necesario una sensibilización", indica.

Sin embargo, la Inmunología es uno de los campos de investigación más prometedores en los que se trabaja ahora. No sólo estudia los mecanismos de defensa del organismo y las alergias, también permite actuar en enfermedades crónicas y cardiovasculares. Entre sus aplicaciones destacan los tratamientos anti-tumorales, los que combaten el rechazo a los trasplantes o las vacunas, entre otros.

Otra de las líneas de investigación sobre el sistema inmunitario es su relación con la Nutrición. Según el doctor August Corominas, catedrático de Fisiología Humana de la Universidad Autonóma de Barcelona, "la investigación en este área se centra en estudiar el efecto de alimentos y nutrientes en la flora intestinal y las moléculas mediadoras de la respuesta inmunológica".

"Los inmunonutrientes --como la fibra, las leches fermentadas, el omega 3, el hierro, los polifenoles o los flavonoides, entre otros-- pueden aportar mejoras en el tratamiento de gran número de enfermedades y en pacientes en situación crítica", señala este experto en Nutrición.

"Por ejemplo, los alimentos funcionales son muy importantes en la salud digestiva, la administración de prebióticos y de probióticos regulan muchísimo la fisiología intestinal y pueden tener un efecto inmunomodulador", añade.

Este sábado, 10 de diciembre, tres investigadores recibirán el Premio Nobel de Medicina y Fisiología por su labor en el área de la Inmunología y se unirán a la larga lista de más de 20 profesionales dedicados a esta disciplina que han sido reconocidos con este importante galardón internacional.

Este año, el Premio Nobel de Medicina y Fisiología se ha concedido al doctor Jules A. Hoffmann (a título póstumo), por su descubrimientos sobre la inmunidad adaptativa, y a los doctores Bruce A. Beutler y Ralph M. Steinman por determinar la importancia de la inmunidad innata (la que existe de manera natural al nacer y que protege contra los antígenos) en funciones vitales de los seres humanos y otros organismos vivos.

EUROPA PRESS

No hay comentarios:

Publicar un comentario